Antes de comenzar el Sudamericano Sub-17 (del 23 de febrero al 19 de marzo, en Chile), Miguel Ángel Micó reflexionó acerca de lo que le puede llegar a esperara a su equipo. El DT de 70 años, con pasado en inferiores de Ferro, Lanús y Racing, asegura que lleva un equipo “muy competitivo” y agrega: “Estamos muy bien. Sabemos el material con el que contamos”.

La experiencia del equipo de Úbeda en el Sudamericano de Ecuador sirve como ejemplo, para saber que es lo que no quiere: “No quiero que nos pase lo mismo que al Sub 20”, explicó Micó en diálogo con Olé. Es que para el entrenador, la cuestión organizativa afectó mucho a los pibes que clasificaron con lo justo al Mundial de Corea del Sur: “Los chicos de la Sub 20 no pudieron jugar amistosos porque Ubeda empezó a trabajar casi al mismo tiempo que nosotros. Es poco. Sin embargo, consiguieron el objetivo. En nuestro caso, hay selecciones que están trabajando hace un año y medio. Acá llevamos apenas cuatro meses…”

La preparación para el Sudamericano fue más tormentosa de lo esperado, y el ex DT de Racing lo lamenta: “Intentamos jugar amistosos con otras selecciones, pero no se pudo. Era nuestro plan A. Después el plan B era jugar un preliminar en el Torneo de Verano, aunque tampoco se pudo. Entonces recurrimos al plan C, que era disputar un amistoso en los estadios de los clubes, pero nos fue imposible”, señaló.

Finalmente, a pesar de no sentirse en desventaja y remarcar que su equipo tiene “cinco o seis jugadores muy interesantes”, Micó asegura que hay una sola manera de hacer un buen papel: “Explicándoles, entendiéndolos. A mí no me gusta presionar, yo no grito. Ellos siempre quieren jugar bien y yo les digo que mejor que eso es estar preparados para cuando las cosas salgan mal. Antes que nada, tienen que ser felices acá. Y debemos entender que esto, además de la competencia, es una etapa de formación”.