Al parecer, según lo estipulado por la Asociación del Fútbol Argentino, llegaría el final de los temidos promedios, aquellos que podían salvar o hundir a un club, dependiendo de como le hubiera ido en las últimas tres temporadas.

Ahora, planean en calle Viamonte que los descensos sean justos: los que hayan tenido una mala temporada, descenderán a la B Nacional, y por ende, habrá tres ascensos. Aunque todavía no hay confirmación oficial, la idea sería hacerlo efectivo para 2020.