En la reunión virtual de la Cumbre del Mercosur, Alejandro Domínguez asistió como invitado para referirse al retorno del fútbol en todo el continente sudamericano. El presidente de la Conmebol dio detalló algunas especificaciones médicas y habló sobre los protocolos presentados para volver a la actividad deportiva.

“Desde el inicio de la pandemia la Conmebol tuvo en clara su prioridad. Lo más valioso es la vida de jugadores y jugadores, técnicos, árbitros, asistentes, hinchas. Todas las personas involucradas en el fútbol. De esta manera fueron suspendidas de inmediato las competencias. En nuestras oficinas se aplican de manera estrictamente las medidas de prevención”, explicó en el inicio de su exposición.

Además, agregó: “Una de las muchas lecciones que nos deja la pandemia es que un mundo sin deportes es un mundo triste, un mundo gris. El fútbol es un alivio de las tensiones y ansiedades sociales. Es un canalizador de energías que disipa el malestar y reanima los espíritus”, manifestó Domínguez.

Respeto de los protocolos presentados, explicó: “Un equipo de expertos especialmente convocados por nuestra institución elaboró un protocolo para entrenamientos, viajes, competiciones, así como un manual operativo de salida y llegada de vuelos de delegaciones de fútbol de y a los aeropuertos civiles o militares que serán utilizados. Fueron concebidos como los primeros pasos de un proceso gradual que se iniciará con partidos sin público. Nuestra intención no es volver de la noche a la mañana a la normalidad pre pandemia”, detalló el presidente de la Conmebol.

Para finalizar, expresó: “El fútbol es el sostén vital de muchas familias en este continente. Muchas personas han tenido que echar mano a cualquier recurso para sobrevivir. Este factor que aquí mencionamos también debe ser considerado. Nuestro mayor anhelo es que la pelota vuelva a rodar y que las emociones que genera el fútbol llenen nuevamente los corazones de todos en Sudamérica”, concluyó el mandatario.