Luego de realizar el aislamiento obligatorio en España, Novak Djokovic pudo regresar a su país natal, Serbia. A raíz de la cancelación de los torneos por parte de la ATP, el actual número uno del mundo, tomó la decisión de organizar el Tour del Adriático , que incluye cuatro torneos y un partido extra de exhibición por Serbia, Croacia, Montenegro y Bosnia.

“Estoy muy feliz de poder jugar en mi país y de poder viajar a lo largo de toda la región. Hubo poco tiempo para organizarlo todo. La naturaleza de este torneo es totalmente humanitaria, todo lo recaudado irá a organizaciones de caridad, entre ellas mi Fundación, por mi parte. Las estrellas que jueguen este torneo decidirán, individualmente, a qué organización donar los beneficios”, reveló Djokovic en conferencia de prensa.

Consultado por la invitación a Rafael Nadal y Roger Federer para disputar los torneos, explicó: “Rafa, Roger y yo nos hemos comunicado más de lo normal debido a todos los cambios constantes por esta pandemia y para poder ayudar a los jugadores de menor ranking. Federer aún tiene molestias en la rodilla, así que no le pregunté acerca de jugar aquí. Sé que Rafa ha empezado a entrenar ya, hablamos la semana pasada sobre el Us Open, pero no creo que quisiera venir a jugar aquí”, detalló.

Además, contó: “Estoy muy feliz con la incorporación de Sascha, que haya tres estrellas mundiales (se suma a Dimitrov y Thiem) que puedan jugar en mi ciudad natal. Todos los jugadores vienen aquí gratis, por la relación que tengo con ellos y por la naturaleza humanitaria de este torneo. Los tres jugarán en Belgrado, Zverev lo hará en Croacia y Dimitrov jugará en Croacia y Montenegro también”, indicó Novak.

Para finalizar, habló sobre su estado físico y contó cómo atravesó el parate de los torneos: “Tuve la oportunidad de entrenar todos los días, ya que teníamos una pista dura en el patio. No subí nada a redes sociales para no molestar al resto de jugadores. Trabajé en pista dura y estos últimos días en tierra, me siento bien. Estoy en el mejor momento de mi carrera, soy el número uno del mundo y tengo la oportunidad de organizar algo como esto. Espero que deje una buena impresión de cara al público, todos trabajamos en torno a un objetivo noble. No sé qué pasará en el futuro”, concluyó el serbio.