Tras varios meses de parate, varios clubes argentinos volvieron a la actividad en la Copa Libertadores. Y sumado a esto, el resto de las instituciones que integraban la Superliga comenzaron a disputar partidos en calidad de amistosos para volver a contar con ritmo futbolístico.

Días atrás se dieron varios encuentros y uno de ellos marcó el enfrentamiento entre Vélez Sarsfield y Estudiantes de La Plata. En dicho encuentro, el Fortín contó con una mala noticia ya que Tomás Guidara fue retirado del estadio en ambulancia tras chocar su cabeza con la de su compañero Marcos Enrique.

El defensor con pasado en Belgrano de Córdoba pasó la noche internado y en observación. Luego de haber recibido el alta, se hizo presente en el entrenamiento en la Villa Olímpica, y en declaraciones con la página oficial del club de Liniers, brindó algunos detalles de todo lo ocurrido.

“Fue un susto. Me acuerdo de la jugada pero después nada más. Estoy mucho mejor que ayer en el hospital, que tenía muchas náuseas, dolores de cabeza. Hoy estoy muy bien y ya mañana me voy a reincorporar a los entrenamientos con mis compañeros, voy a entrenar tranqui, liviano. Así hasta cumplir la semana. No voy a competir el sábado. La idea es ir de menor a mayor, cuidándome del golpe”, confesó Guidara.