Después de varios años de inactividad, Mike Tyson regresó a los cuadriláteros a sus 54 años. Pasó más de una década para que el boxeador estadounidense vuelva a ponerse los guantes y el último fin de semana regresó en una pelea de exhibición ante Roy Jones Jr, que culminó con empate.

‘Iron Mike’ dejó entrever sus ganas de una próxima contienda y que esta podría darse ante otro oponente. Luego de la velada entre dos figuras históricas, se sumará el retorno de Evander Holyfield, quien fue uno de sus grandes rivales en la década de 1990 y que tuvo dos grandes acontecimientos.

Los 10 años de ausencia no parecen ser un problema para el ex púgil de 58 años. En su cuenta de Instagram ya hizo pública su invitación y allí propuso: “No más excusas. Esta es la pelea que debe suceder por nuestros dos legados. El sábado por la noche dijiste que estabas listo para pelear conmigo, así que firma el contrato y súbete al ring, Tyson. El mundo está esperando y ahora depende de ti. Estoy listo”.

La vuelta de Holyfield es prácticamente un hecho y todo indica que lo hará ante el inglés Glenn McCrory. Sin embargo, el ex campeón mundial de peso pasado tiene entre ceja y ceja, un tercer enfrentamiento ante Tyson. El primero de ellos fue con victoria para Evander, quien le arrebató el título del mundo, y la revancha es recordada por el famoso mordiscón en la oreja.