La caída ante Miguel Ángel Cotto parecía indicar el retiro de Sergio Martínez, pero tras seis años de ausencia, “Maravilla” volvió con todo y obtuvo una gran victoria ante José Miguel Fandiño. El quilmeño de 45 años regresó a los cuadriláteros con triunfo soñado por KO en el séptimo round y apenas finalizó la velada, confirmó que habría una nueva pelea en 2020.

El tiempo pasó y finalmente se confirmó que el excampeón mundial se enfrentará al finlandés Jussi Koivula (24-7-1, 9 KO), el 5 de diciembre con sede a confirmar, pero todo indica que Torrelavega sería el escenario escogido, misma ubicación donde se produjo su última contienda.

A meses de su próxima batalla, “Maravilla” habló con Olé e indicó: “Me siento fantásticamente bien. Esta segunda etapa es para disfrutar, si no disfruto después de los 45 años es porque muy necio tuve que haber sido. Me gusta esta etapa que estoy viviendo porque es estupenda, la estoy viviendo a conciencia, disfrutando cada día”, manifestó.

También analizó su rival a enfrentar y confesó: “El combate próximo, que lo tengo frente a Jussi Koivula, creo que va a ser un combate difícil porque va a ser un rival raro. Es un rival con un boxeo no muy típico, no muy clásico, no muy ortodoxo. Tiene una derecha respetable, hay que cuidarse de ésa, tengo que cuidarme de esa mano”, cerró el boxeador.