En el mercado de pases anterior, el fútbol argentino pudo contar con el retorno de dos futbolistas con trayectoria en la Selección Argentina. Luego de la inauguración de su estadio en la ciudad de las diagonales, Estudiantes de La Plata sorprendió con la contratación de Javier Mascherano y Marcos Rojo.

El préstamo del defensor llegó a su fin y por ende, deberá regresar a Manchester United, club dueño de su pase. El jugador surgido de las inferiores del Pincha habló sobre su futuro y no solo indicó que el conjunto platense desea negociar un nuevo préstamo, sino que Boca Juniors fue otro de los interesados.

En diálogo con ’90 Minutos de Fútbol’, contó: “Mi idea era quedarme en Argentina. Quiero seguir en Estudiantes pero pasó todo esto de Boca. Me llamaron del club para ver qué quería hacer, qué tenía pensado, si seguir en Estudiantes o volver a Inglaterra.  Riquelme me llamó, hablamos, me preguntó qué iba a hacer”.

“Le dije que me quiero quedar en Argentina, ahora se me termina en Estudiantes. Medio que quedamos en algo, pero después pensando bien y soy sincero, hablé con mi hermano, con mi señora. Si hablaba con mi viejo me decía mirá que a la platea no voy eh, él ya hubiese querido ir con La 12. Hablé con todo el mundo mismo en Estudiantes, no podía. No es el momento de esto, de hacer este paso a Boca”, agregó el ex Sporting de Lisboa.

Sobre el final, concluyó: “Imaginate la gente de Estudiantes. Yo llegué en enero y me recibieron como un ídolo. Recontra agradecido al club por todo. Por el pasado y todo. Yo no puedo ir a Boca. Si me voy a Boca no hablaría bien de mí, de cómo soy. No podría hacer algo así. En un futuro no se sabe”.