Diego Schwartzman (14°) debutó con un triunfo en el Australia Open y se metió en la segunda ronda del primer Grand Slam del 2020. Tras superar a Lloyd George Harris (72°) con parciales de 6-4, 6-2 y 6-2, el argentino se medirá ante el español Alejandro Davidovich Fokina, a las 23:30 de Argentina.

En diálogo con ESPN, Peque se refirió a las condiciones climáticas en las cuales se disputa el certamen: “Siento que hay momentos límites en donde hay que ser más prolijo y cuidar al ser humano. Hay muchos momentos en los que a veces para la organización, para los médicos, uno tiene que competir igual, a veces con 45 grados adentro de la cancha. Y jugar a cinco sets con 45 grados, el médico detrás de una oficina lo puede decir muy bien, pero correr y tener competir al día siguiente, te la regalo”, disparó el tenista.

“Yo no creo que sean condiciones para el máximo nivel, entonces es un poco difícil. Todos estamos preparados para jugar pero hay que tener un poco de cuidado”, continuó Schwartzman. Luego, manifestó: “Simon (tenista francés) también lo dijo, hay que creerle a la misma gente, a ver si nos están cuidando”, deslizó.

Además, señaló “Ayer fue un día complicado con muchas horas en el club, pero lo bueno que llovió y esto va a servir mucho acá en Australia por los incendios. Así que lo de menos es quejarnos nosotros por la lluvia. Fue un día más y no pasa nada, me gusta arrancar los martes así que por ese lado estaba un poco contento. Fue un partido rápido, así que todo bien”, sentenció.