Debido a la postergación de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 (se jugará en 2021), el futuro de Sergio Hernández en la Selección Argentina es incierto. En diálogo con Marketing Registrado, el entrenador contó que mantuvo una charla con Fabián Borro (Presidente de la Confederación Argentina de Básquet) y le propuso extender su contrato por un año.

“Mi idea es la misma, he hablado esto con Fabián Borro (Presidente de la Asociación de clubes de Básquet) y él me ha dicho que vamos a esperar a ver si nos podemos encontrarnos personalmente para hablar de temas trascendentales como alargar un año mi contrato” aseguro Oveja. Luego, aclaró: “Voy a cumplir mi contrato, si yo me reúno con Fabián Borro y estiramos un año más el contrato se cumple ese contrato, por más que aparezca el Real Madrid. Si aparece algo y la Confederación no se decide en mi caso, bueno se planteará, se pondrá sobre la mesa y se analizará”, indicó.

Respecto de la postergación de los Juegos Olímpicos, subrayó: “El cambio de fecha de Tokio 2020 nos hace perder inercia. Para mí el Mundial pasó hace dos días, entonces yo estoy seguro que a ese equipo hoy le abrís la jaula y sale con la misma inercia que estuvo todo el Mundial y eso era bueno. Esta bueno competir en ese momento que vos sentís que nadie te puede ganar, porque hay un momento que después se pasa eso, se tranquiliza el agua. Entonces por ese lado nos hubiese convenido jugar”, lamentó el entrenador.

“Los Juegos Olímpicos dentro de cualquier competencia no tienen rival. Pero es normal que uno busque un nuevo desafío y la verdad que vos me decís ¿Qué no tuviste? Y no tuve la oportunidad de hacer pie firme en otro país, en los países top: Estados Unidos o Europa. Sí, me encantaría probarme en la Euroliga y/o participar de un staff de la NBA”, explicó sobre uno de sus sueños como DT.

Para finalizar, recordó algunos momentos con Carlos Bianchi: “Cuando yo dirigí Boca Juniors tuve la suerte de coincidir con Bianchi, las pocas veces que tuve la posibilidad de hablar con él le saqué el jugo tremendamente y me di cuenta que aprendía un montón y que había muchas similitudes pero que a la vez estaba hablando con gente que trabajaba de lo mismo que yo, pero bajo muchísima más presión, entonces podía encontrar algunos tips para manejar las situaciones difíciles”, concluyó Hernández.