Luego de que finalizaran las grandes ligas en Europa tras la reanudación de la actividad, ahora llega el turno de la Champions League que se desarrollará durante todo el mes de agosto. Entre viernes y sábado se disputarán cuatro partidos y uno de ellos será el enfrentamiento entre Barcelona y Nápoli.

Previo al partido correspondiente a la vuelta de los octavos de final, el entrenador Quique Setién habló en conferencia de prensa y palpitó el encuentro ante el conjunto napolitano. La temporada para el conjunto culé no ha sido muy positiva hasta el momento y el futuro del DT podría depender de este cotejo. Sin embargo, el propio estratega demostró: “No creo que sea mi último partido en Barcelona”.

“No se me ha pasado por la cabeza esa posibilidad. El equipo está bien y no ha perdido su identidad. Hemos preparado a conciencia el partido pensando que vamos a continuar y que vamos a poder afrontar el resto hasta la final en Portugal con la misma ilusión y energía que tengo ahora y que tenemos todos”, añadió.

Luego de lo que fue la temprana eliminación en la Copa del Rey y el mal desempeño en el tramo final de la liga española, el único objetivo que queda es la lucha por la ‘Orejona’. “Como bien lo expresaron mis jugadores, necesitábamos un descanso y recuperar el físico que sintió mucho el desgaste de jugar tantos partidos seguidos. Ahora recargamos energía y estamos preparados para un partido ante un rival muy difícil, que mejoró mucho y que nos puede hacer daño”, cerró Setién.