Con la victoria ante Denis Shapovalov (14°), Diego Schwartzman (15°) accedió a su primera final de Masters 1.000. Este lunes luchará por quedarse con el título ante Novak Djokovic (1°). Luego de vencer al canadiense, Peque palpitó el cruce ante el serbio. “Tengo dos sueños, uno es ganar el torneo, y el otro es ser top ten. Los dos están allí mañana contra Novak”, subrayó apenas finalizado el partido.

“Sé que es complicado, tengo que jugar a más del 100%, no quiero decir que es imposible, sé que puedo ganar, pero necesito descansar y estar a más del 100% mañana en el campo”, confesó el argentino. Si logra quedarse con el título, Schwartzman se meterá entre los diez mejores del ranking ATP.

Respecto de su nivel, explicó: “Hay un trabajo enorme que no se ve en el día a día. Siempre busqué mejorarme porque sé que no voy a ganar tres puntos con el saque en un juego, sé que voy a tener que estar muy fino con todos mis golpes”.

Por último, reconoció que le costará dormir previo al partido ante Djokovic: “En la cama es muy difícil dormirse estos días, no aparece el sueño por ningún lado. Trataré de dejar el celular a un lado e intentar dormir. Desde que me levanto tengo que olvidarme de lo que hice sábado y domingo y pensar solo en la final”, cerró.