[AUDIO] El delantero Gonzalo Verón le contó a GDV sus sensaciones luego de conquistar América con San Lorenzo. Analizó el partido, habló del pasado y presente del club, y se ilusionó con ganarle al Real Madrid.

¡Felicitaciones! ¿Cómo estás?

Muchas gracias. Bien, disfrutando de este momento. Estoy tranquilo sabiendo que todavía tenemos todo lo que falta del año.

¿Cómo es este día? ¿Hay muchas notas, cariño de la familia, muchos mensajes y llamadas?

Sí. Estoy muy contento de haber logrado algo tan importante y con la repercusión que tiene. Aparecen los mensajes y los llamados de la familia, que siempre están en estos momentos. Uno piensa en ellos y lo disfruta mucho más.

Si bien no jugaste desde el arranque, lo hiciste en la parte complementaria. ¿Cuánto pesaban las piernas?

Mucho. Dentro de todo entré bastante tranquilo sabiendo que entraba para ayudar a mis compañeros tratando de dar lo mejor. Sabíamos que no teníamos una ventaja muy amplia y por lo tanto debíamos dejar todo. Por suerte pude responder de la mejor manera, con algunas fallas que hay que corregirlas, pero en general me sentí muy bien.

¿Sorprendió la actitud de Nacional de ir a buscar el partido atacándolos desde el primer minuto?

Sí. Por ahí no sorprendió porque sabíamos que Nacional iba a tratar de hacer eso, iba a salir a jugar con el error nuestro, y eso fue lo que generó. Después la gente se impacienta pero sabíamos que iban a buscar eso. Por suerte encontramos el gol y en el segundo tiempo yo creo que pudimos controlar un poco más la pelota.

En el primer tiempo se vieron desbordados por la presión que genera jugar de local y en el complemento mejoraron un poco. ¿Qué les dijo el “Patón” en el entretiempo como para cambiar esa cara?

Era cuestión de tranquilizarnos nosotros. Sabíamos que estábamos a 90 o 95 minutos de entrar en la historia y eso nos jugó en contra. Después del gol nos serenamos y buscamos dos o tres pases seguidos porque sabíamos que así los podíamos complicar. Eso fue la clave de mejorar el partido en el segundo tiempo.

¿Cómo te imaginas desbordando a Sergio Ramos en diciembre?

Bien. Yo creo que ellos achican demasiado hasta la mitad de la cancha y un rechazo o una pelota a las espaldas de los defensores podría complicarlos mucho.

¿Hubo video motivacional antes de salir al estadio?

Sí. Miramos un video muy lindo de esa gente que está siempre en el club y que nos apoyan, de la hinchada y su deseo de ganar esta copa, de nuestras familias que nos brindan su apoyo siempre y más cuando estamos concentrando y no tenemos tiempo para ellos. Fue todo para que estemos conscientes de lo que estábamos por lograr, de estar a un paso del sueño. Hay que agradecerles a todos ellos.

Hace dos años la historia de San Lorenzo era muy diferente. ¿A qué atribuís un cambio tan abismal en tan poco tiempo con diferentes dirigencias, jugadores y técnicos? ¿Quién crees que es la parte fundamental de este resurgimiento?

Creo que es gracias a la dirigencia. Desde que asumieron Matías Lammens y Marcelo Tinelli el club cambió muchísimo. Trajeron jugadores con mucha humildad y buenas personas aparte de ser buenos jugadores. Se armó un buen grupo y el apoyo de la gente fue clave para lograr lo que conseguimos.

Por lo general estas consagraciones se dan al final de la temporada, y en este caso esto recién arranca. ¿Cómo se hace para dar vuelta la página rápido sabiendo que el domingo tienen un partido fundamental para arrancar de buena manera el torneo?

Es así como lo describís. Lamentablemente tenemos que disfrutar poco de este momento y saber que el domingo tenemos un partido importante por el campeonato, donde debemos demostrar que somos los campeones y que todo el mundo te va a querer ganar. Hay que cambiar el chip rápido y tratar de hacer lo posible para meternos de lleno en el torneo.

Más allá de jugar en Primera, ¿Seguís viendo el ascenso?

Sí, miro. Estoy muy contento por el ascenso de Sportivo Italiano porque tengo muchos amigos que trabajan ahí y compañeros de fútbol que continúan así que fui a verlo ese día.

¿Ha cambiado aquel Gonzalo Verón, que jugaba en Italiano, con respecto a éste en cuánto al concepto futbolístico?

Sí. Uno crece como jugador con los cambios de categoría. Hoy tenés que saber que estás en la categoría elite del fútbol argentino y esto te hace un click en la cabeza sabiendo que tenés que pensar de otra forma. Estás frente a una hinchada grande como es la de San Lorenzo y dejás de ser el Gonzalo Verón que jugó en Italiano. Acá te conoce mucha gente, casi todo el mundo. Uno lógicamente va creciendo futbolísticamente porque se encuentra con técnicos de mucha experiencia y que te van enseñando cosas. Eso te hace crecer como jugador y como persona también.

Foto: Olé