Hernán Pellerano pasó por GDV y se mostró entusiasmado en su nueva etapa en el club de Liniers, en la que sueña con volver a ser campeón. “Russo quiere un equipo protagonista”, expresó.

Siete fueron los años que pasaron desde que Hernán Pellerano emigró al Almería de España, en 2008, luego de haber jugado cinco temporadas en Vélez, el club que le dio en el 2003 la posibilidad de debutar en Primera. Con 30 años, otros tres clubes en sus haberes, y la experiencia adquirida con el paso del tiempo, el defensor central regresó de la mano de Miguel Ángel Russo para constituir la nueva columna vertebral del equipo de Liniers y, a pesar de integrar un plantel lleno de juveniles, confía en realizar una buena campaña: “Estamos para pelear por lo que es y lo que fue Vélez en estos años. Además, por haber quedado fuera de la Copa, físicamente vamos a estar un poco mejor que los rivales y eso hay que aprovecharlo”, confesó en Gol de Vestuario.

El defensor también se refirió al nuevo formato de competición y opinó: “Empezar la primera fecha con el pie derecho para encaminar una serie de victorias, que te puedan llevar de a poquito a la pelea por el torneo”. Sin embargo, remarcó la importancia de ser regular. “En un torneo largo como este, si tenes un buen arranque, pero no tenes equilibrio después, la pasas mal”, expresó en Radio El Sol.

Pellerano, quien integró el plantel campeón del Clausura 2005 bajo las órdenes de Russo, destacó las características del DT para este momento futbolístico: “Todos los equipos que agarra Miguel los mejora, tanto grupal como individualmente. Potencia a los chicos y los tiene atentos y metidos”. Además, se refirió al estilo de juego que intentará plasmar en la cancha en el campeonato: “Siempre quiere un equipo protagonista, que vaya a buscar el partido. Pero sobre todo tener un equipo ordenado, porque él es muy táctico en ese sentido. Está en nosotros saber escuchar sus palabras y llevarlas al campo de juego”, explicó al aire en AM 1450.

El jugador bonaerense habló también sobre la ida de Sebastián Domínguez a Estudiantes de La Plata, y dijo que significa “la pérdida de un jugador de peso y experiencia, que en los últimos años tuvo un balance muy bueno y muy parejo”. Aunque expresó que no es un problema porque “Vélez siempre se caracterizó por tener muchos jóvenes del club y sólo dos o tres fuera de casa con experiencia”. Luego, explicó el por qué de este accionar: “Hay muchos chicos de buen pie, pero tanto el cuerpo técnico como los jugadores grandes tienen el trabajo de llevarlos para que no se desenfoquen ni se descarrilen”.

Finalmente, se refirió al caso de Lucio Compagnucci, quien regresó a los entrenamientos en la Villa Olímpica luego de ser sancionado en el Sub 20. “Tiene mucho potencial y lo que hay que hacer es equilibrarlo en los momentos difíciles, cuando no salen las cosas y cuando a veces los nervios le juegan en contra”, cerró.

Foto: ESPN deportes