San Martín de Tucumán se quedó con la tapa de todos los diarios del lunes luego de vencer a Racing por 2-1, gracias en parte a la actuación de Jorge Carranza, quien ingresó en el primer tiempo por la expulsión de Arce, y mantuvo con vida al Santo con grandes atajadas. El día después, habló con GDV.

“Ayer vivimos una alegría enorme. Necesitábamos sumar de a tres y más ante un rival como Racing”, dijo.

Y agregó. “El fútbol es el deporte más lindo que hay en el planeta. No hay otro que te dé estas sensaciones. En un partido perdido, con uno menos, una cosa llevó a la otra y logramos el triunfo”.

Respecto de su actuación personal, expresó. “Fue una linda oportunidad para mostrar que estoy en condiciones de ayudar al equipo. Entré sabiendo que estábamos bien acomodados dentro de la cancha y que teníamos que aguantar el empate. Al llegar rápido el gol, pudimos dar vuelta la historia. Lo ganamos por méritos nuestros”.