El próximo domingo a las 17:10 hs jugará Newell’s contra Rosario Central un nuevo clásico y el funcionario santafesino, Diego Maio, dialogó con Gol de Vestuario sobre cómo se organizará la seguridad en el encuentro: “Las puertas se abrirán a las 14:30 hs. El operativo terminará dos o tres horas más tarde de la finalización del partido”. Y, sentenció: “No somos responsables de lo que ocurra en el banderazo de Newells porque es un evento privado”.

Además, profundizó acerca de la violencia que hay en fútbol argentino: “Desde 2016 venimos planteando un paradigma para que se termine la violencia en el fútbol. Si hay algún acto violento, la Superliga Argentina se encargará de sancionar al club”.

Y, por último, aclaró sobre aquel partido de cuartos de final que disputaron los dos clubes rosarinos en la copa local: “La organización de la Copa Argentina nunca quiso que el clásico se juegue en la ciudad de Rosario”.