Matías Defederico, flamante refuerzo de Chicago, se mostró ilusionado de cara a lo que se viene y lamentó la dura lesión que sufrió el Gomito Gómez. “Es un momento de mierda. A mi me pasó lo mismo”, sintetizó el ex Huracán en Gol de Vestuario.

La lesión del Gomito Gómez, el gran ídolo que tiene Nueva Chicago, todavía mantiene conmocionado a todo Mataderos. “Es un momento de mierda. A mi me pasó lo mismo”, expresó Matías Defederico, una de las incorporaciones más resonantes del Torito, en Gol de Vestuario. Esas fueron las palabras del mediocampista ofensivo con respecto a la lesión del ídolo de Nueva Chicago. “Hay que dejarlo estar con su familia y que se le pase la bronca”, expresó el ex Huracán, respecto a la rotura de ligamentos de la rodilla derecha que sufrió el experimentado 10.

Defederico, además, comentó que habían practicado toda la pretemporada con Gómez de titular y ahora Omar Labruna deberá resolver quién será su reemplazante. Con respecto a su llegada a la entidad de Mataderos, el mediapunta comentó: “Labruna sabe lo que puedo rendir y en qué momento estoy. Si me toca jugar, daré lo mejor. Si no, alentaré a mis compañeros desde el banco”.

También se mostró contento por la clasificación del Globo a la Libertadores y por la buena gestión del presidente Alejandro Nadur: “Es una felicidad enorme ver a Huracán en la Copa. Nadur hizo un trabajo excelente desde que asumió, el club se está manejando bárbaro. Él siempre siguió su línea como un buen hincha de Huracán”.
En su regreso a Primera División, Nueva Chicago debuta el lunes a las 21:10, en Córdoba, ante Belgrano. Con la lesión de Christian Gómez, la gestación de juego seguramente recaerá sobre Deferico, quien también reaparece en nuestro fútbol tras su paso por Emiratos Árabes.

Foto: Popular