El cordobés volvió a hacer de las suyas y anotó el gol que dio el triunfo a Lanús, nada más y nada menos que ante Banfield. Gol de Vestuario habló con él tras la victoria.

Hay quienes dicen que los clásicos no se juegan, se ganan. Y el goleador de Lanús, Silvio Romero, respondió con creces siendo autor del gol del triunfo por 1 a 0 ante su eterno rival, Banfield. El cordobés de 26 años ratificó en Gol de Vestuario: “Esta victoria nos trae un poco más que tres puntos”.

“Teníamos que confirmar lo hecho ante Racing” afirmó el ex Instituto y Stade Rennais de Francia, quien lleva cinco gritos en el presente Torneo de Primera División 2014. Lanús había vencido con claridad al equipo de Diego Cocca por 3 a 1 y llegó al clásico en busca de ese envión anímico que los pudiera prender definitivamente en la lucha por el campeonato.

En cuanto al análisis del partido, Romero afirmó que “no peligró nunca la victoria” y que incluso pudieron “seguir aumentando” aunque Banfield, “después del gol, salió a buscarlo un poquito más”. El Chino también se acordó de su compañero en la ofensiva y asistente de su conquista, Lautaro Acosta. “Tuvo una tarde muy buena. Buscó por todos lados, corrió y fue determinante en el gol”, explicó sobre el mediapunta, también figura del encuentro.

Mucho se habló también del arbitraje de Patricio Losteau, permisivo con ciertas faltas violentas por parte de los dos equipos, pero el delantero de Lanús concluyó que “hizo un buen partido”.

Por último, Romero recalcó la actitud del DT Guillermo Barros Schelotto. “Nos felicitó cuando terminó el partido porque conseguimos una victoria muy importante”. Sin embargo, según el cordobés, el funcionamiento del equipo “está por debajo de lo que se puede dar” y que la clave va a estar en “levantar las individualidades para encontrar el juego colectivo.”

La nota completa al Chino Romero

Foto: www.eldiariodebuenosaires.com