Raúl Alfredo Cascini pasó por los micrófonos de Gol de Vestuario y se refirió al Superclásico del próximo domingo. Además, el exmediocampista de Boca recordó algunas vivencias de cuando disputaba esta clase de partidos y habló de Bianchi.

¿Cómo ves a Boca y al Superclásico? Es un partido particular…

No importa cómo llegue ninguno de los dos. Es bueno llegar de buen ánimo, ganador. A la hora de jugar este tipo de encuentros eso queda a un plano totalmente alejado de este partido. Es un partido distinto y un campeonato distinto.

¿Por qué creés que ha mejorado Boca con Arrubarrena?

Boca ha mejorado porque ha cambiado los nombres. Están jugando Echeverría, Marín y Colazo. No es poco para la defensa. Después, en el mediocampo, lo mismo: están jugando Meli, Erbes de volante central. El cambio que uno nota es más por el cambio de nombres por sobre el esquema y el trabajo que pudo haber hecho el Vasco en tan poco tiempo.

¿Debería haber continuado un par de partidos más Bianchi, o era el momento de cambiar?

A Carlos se lo respetó muchísimo por todo lo que ganó en Boca. Se le dio mucho tiempo después de un año y medio sin conseguir títulos. Lamentablemente, en el fútbol de hoy, estas cosas suceden. Y Carlos se tuvo que ir de una manera que él no esperaba.

El clásico es un microuniverso dentro del campeonato: ¿Ténes algún pálpito o algún análisis ajeno al que periodista pueda analizar?

El Vasco ha tomado nota de los últimos tres partidos de River: los dos empates y la victoria ante Godoy Cruz por la copa. Godoy Cruz le llegó mucho, aunque River encontró la contundencia. Lo apretó en mitad de cancha. Si lo apretás en ese sector, tenés chance de estar más cerca del arco de River.

Expertos en aspectos climáticos prevén un domingo con mucha lluvia y un fin de semana con tormentas. ¿Puede jugar a favor de uno o del otro la rapidez o la lentitud de la cancha?

Es una picardía que llueva demasiado y empañe lo que pueda llegar a ser el espectáculo dentro del campo de juego. La verdad es que son dos equipos dinámicos. Boca encontró una dinámica importante de mitad de cancha para adelante. River, de mitad de cancha para adelante, está haciendo muy bien las cosas. Si llueve demasiado se va a trabar el partido, va a haber mucho roce.

¿Que les dirías a los chicos que van a jugar el primer Superclásico?

Para aquel que va a jugar un partido de esta envergadura, tiene que pensar que es un privilegiado. Muchisímos quisieran jugar este partido de fútbol, que es tan lindo. El mundo quiere venir a verlo. Puede ser su último partido, quizás la semana que viene lo venden. Tratar de no ver nada, no leer nada y no escuchar nada. Solamente hablar y trabajar la cabeza. Me parece muy bien lo que hizo el Vasco: que los jugadores no hablen. Cualquier palabra que puede decir uno puede agrandar al rival. No hay nada peor que desmerecer al rival.

¿Qué sentías cuando entrabas al Monumental? Estuviste en una época donde había más pica entre los jugadores…

Eramos un plantel de muchachos con mucha experiencia. Ninguno de nosotros fastidiaba a alguno de River. En lo personal, no hablaba ni antes ni después. Por eso trataba de no molestar a nadie.

Si estuvieras adentro de la cancha, ¿te gustaría un duelo con Teo?

Me gusta enfrentar a ese tipo de jugadores. Es un jugador que si no lo molestas, no te jode. Es parecido a Guillermo. Teo te lleva a eso: cuando lo jodes, por ahí te empieza a molestar, y ahí te dan ganas de darle una patadita.

¿Cómo lo aplacarías a Teo?

Antes de arrancar el partido le diría dos o tres cosas y nada más. Tratar de que juegue al fútbol, nada más.

¿Ves a alguien similar a vos en el fútbol argentino?

Kranevitter es un jugador que me gusta. Me gusta mucho Videla, de Racing. Es un jugador que cualquier técnico quisiera para su equipo. Son los que corren los 90 minutos. Te hacen muchos reelevos y te entregan la pelota bastante redonda. Aquel jugador que le entrega la pelota a un compañero, ya sirve.

La nota completa:

Foto: