Jorge Wilstermann quiere escribir una página gloriosa en su historia internacional. El conjunto boliviano sorprendió al eliminar anoche al Atlético Mineiro en Brasil y clasificar a los cuartos de final, donde chocará con River. Aunque falta un mes para este encuentro, ya comenzó a jugarse con la incertidumbre de no saber dónde de hará de local en el cotejo de ida.

”Vamos a hacer todo lo posible por jugar en Cochabamba”, expresó Grover Vargas, presidente del club, en GDV. Además, remarcó que “si no podemos jugar en Cochabamba, vamos a hacer lo posible por jugar en Sucre”.

Sobre el encuentro en Belo Horizonte, destacó. “‘Después de cuarenta años pudimos clasificar. Todo Bolivia está con una gran alegría. El partido fue David contra Goliat y como en la biblia, ganó David”.

También recalcó que espera con mucha ansiedad el cruce ante River. ”Tenemos por delante un partido muy complicado, con un grande de América”, dijo.