El encuentro prometía mucho en la previa y no defraudó. Dos de las mejores selecciones del mundo se enfrentaban por la segunda fecha del Grupo B en la Copa Confederaciones. En el equipo europeo no estuvieron los habituales titulares por decisión del técnico. Mientras que Pizzi viajó con todos los que suelen jugar.

Desde el arranque se vieron dos equipos que peleaban por la posesión. Ambos se hacen muy fuertes con el balón en los pies y, por ende, en caso de cederle la pelota al rival podría sufrir mucho.

A los 6 minutos la defensa alemana pecó queriendo salir jugando. El central Mustafi intentó tocar por abajo con los volantes y Vidal se la desvió. El balón le cayó a Alexis, quién volvió a dársela al mediocampista del Bayern Munich. El Rey Arturo se la rebotó al exdelantero de River quién controló y, de zurda, definió al primer palo. De ahí en más el elenco teutón manejó la pelota y Chile intentaba cortar la circulación.

Cuando promediaba la primera etapa, Vargas dio media vuelta y remató al arco. Ter Stegen voló pero no alcanzó a tocarla, sin embargo la pelota se estrelló en el travesaño. De ahí en más el elenco americano dejó de inquietar a su rival.

En el minuto 42 Alemania volvió a atacar como tiene acostumbrado. Tocando y llegando por las bandas, para terminar los ataques por dentro. Un excelente desborde de Draxler terminó en un muy buen centro por el piso, donde esperaba Stindl. El centrocampista del Borussia Mönchengladbach puso de primera el 1 a 1.

En la segunda etapa se vio un partido muy entretenido. De ida y vuelta, donde parecía que cualquiera de los dos podía ganarlo. Durante un largo período del encuentro el último campeón del Mundial manejó los tiempos y tuvo alguna chance para cerrar el marcador. Pero este tanto nunca llegó. Es por eso que el marcador terminó igualado.

Ambos equipos lideran la tabla del grupo B con 4 puntos. Mientras que Australia y Camerún tienen 1 cada uno. Sin embargo el elenco trasandino está por encima del alemán por diferencia de goles.

Este grupo culminará el domingo con los encuentros entre Chile-Australia y Alemania-Camerún. El ganador de la zona jugará con quién clasifique en el segundo puesto en el Grupo A. Y el escolta definirá la otra semifinal con la selección que lidere la otra zona. Los dos puestos del otro grupo se definirán entre México, Portugal y Rusia.