Si bien la presencia de Ignacio Scocco y Gonzalo Martínez será basada por su evolución en las próximas horas, en River no los descartan para la revancha del miércoles contra Racing por la Libertadores. Ambos mostraron buenas señales durante la práctica y hay optimismo con que ambos puedan llegar al partido.

Scocco, quien sufrió un desgarro hace una semana y media, sigue subiendo chances en cada entrenamiento y tiene a todos sorprendidos. Primero trotó de manera lineal, después le sumó cambios de dirección a los piques y ahora trabajos con pelota. Sería una recuperación récord, pero hay un antecedente alentador: Enzo Pérez lo hizo y pudo jugar la final de la Copa Argentina 2017 en gran nivel. De cualquier forma, si no está al 100%, no lo arriesgarán.

El caso del Pity es distinto. El 10 de River sintió una molestia en el arranque del segundo tiempo contra Argentinos y pidió el cambio. Sufrió una sobrecarga muscular y no es grave. Tanto es así que ni le harán estudios: se entrenará liviano y, de no haber imprevistos, llegaría sin mayores inconvenientes.

El otro que va a hacer todo para llegar al miércoles es Rodrigo Mora. El uruguayo, quien arrastra una molestia muscular, intensificó el trabajo en la parte física y no se quiere perder el duelo de vuelta contra la Academia.