Lo primero que respondió fue sobre su calentura contra el cuerpo técnico al ver que no iba a ingresar para intentar salvar a su selección: “Hay muchas cosas que se dijeron que no son verdad. Ya lo había dicho el Maestro el día anterior, que no estaba disponible ni el 90% de lo que puedo dar. El que sabe del tema medico sabe que no podía jugar. Sabía que si estaba en el banco podía ingresar porque así lo marca el reglamento. La calentura viene por la impotencia de no poder hacer nada, sabiendo que no podía jugar queriendo jugar. Es lo mismo que me pasó en el Mundial 2014, agradecí al Maestro porque en aquel momento contra Costa Rica si hubiera entrado hubiese sido peor, y si el otro día el me hubiera dicho de entrar estaríamos hablando de otra cosa. Yo estaría por los rincones lamentándome porque es la realidad. La lesión del posterior lo que tiene es eso: te engaña mucho, te hace sentir de que estas bien pero en realidad no”.

Explicó que salió a calentar junto a sus demás compañeros porque se “quería meter”, y que en esta decisión nada tuvo que ver Tabárez. Sobre su evolución, contó que se va sintiendo mejor de la lesión y que pudo completar un entrenamiento con todo el grupo. No descartó su participación para mañana frente a Jamaica, pero aclaró que solo van 20 días del desgarro y que a la larga lo puede lamentar.

Se encargó de informar que nadie le pidió que haga esta conferencia de prensa, si no que él solo lo decidió porque quería dar la cara por la situación que se vivió en el banco de suplentes, y por los comentarios de su hermano en las redes sociales: “Yo con mi hermano tengo una relación mínima. Siempre estuve con él, pero habló una vez cada tantos meses. No es lo que piensa ni mi familia, ni la gente de alrededor mío. Es algo que se le ocurrió a él, obviamente que me enojé porque el Maestro (Tabárez) se merece un respeto. Le pedí mis disculpas al Maestro, aunque no se entere mucho de esas cosas”.

Todo esto que pasó hacía creer que la relación entre Tabárez y él estaba rota, pero el delantero agradeció al entrenador y lo llenó de elogios: “Se le agradece, por lo que ha significado en mi carrera a nivel general. Hoy tenemos una identidad gracias al Maestro”, y agregó: “Los jugadores somos los primeros en salir a apoyar al Maestro porque se merece el respeto en todo”.

Además, habló de la eliminación de Uruguay de la Copa América Centenario y de cómo se lo tomó el grupo de jugadores: “Fue un golpe duro para el equipo y la gente de Uruguay. No se dieron las cosas. Venezuela se encuentra con ese gol que anímicamente nos bajonea. En el segundo tiempo se jugó menos de lo adecuado, se jugó más al pelotazo y bueno, los centrales de ellos eran altos, se nos hacía difícil. Sacando conclusiones estamos primeros en las eliminatorias, la Copa es parte del pasado y lo vamos a tomar como un despertador”.

También se animó a dar a sus candidatos para ganar la Copa y reconoció quien quiere que se consagre y porqué: “La candidata es Argentina. A Brasil hay que verlo cuando mejore el potencial de los rivales. Colombia también y Chile que es la ultima campeona. Por mis compañeros y amigos, prefiero que gane Argentina, por Messi, por Mascherano. El que gane va a ser el mejor”.