A falta de diez minutos para el final del partido y con la victoria parcial de Venezuela, el delantero del Barcelona se encontraba calentando y preparado para entrar a pesar del reciente desgarro que sufrió. El enojo surgió cuando Suárez se dio cuenta de que el ‘Maestro’ Tabárez agotó los cambios al sacar a Carlos Sánchez por Mathías Corujo.

En la semana, el entrenador del seleccionado uruguayo había expresado que no lo iba a tener en cuenta debido al poco tiempo que había pasado desde su lesión. De todas formas, el goleador comenzó a realizar trabajos pre-competitivos cuando se terminaba el encuentro. Insultando al aire, golpeando el acrílico y sacándose la pechera, el delantero se quedó sin jugar. Con la derrota por 1 a 0 frente a Venezuela, Uruguay se encuentra con un pie y medio afuera de la Copa América.

Así fue la reacción de el ‘Pistolero’: