En la previa Belgrano contaba con nombres más conocidos y la ventaja de ser un equipo de Primera División. Sin embargo, a lo largo de sus ediciones la Copa Argentina demostró que en varias ocasiones esas cosas quedan sin efecto y el de Atlanta fue uno de esos casos, superando a los de Barrio Alberdi con claridad.

Si bien desde el arranque el Pirata pareció llevarse por delante a su rival, solamente quedó en una insinuación, ya que Atlanta se apoderó del medio y empezó a crear juego desde los pies de Miranda, quién distribuyó la pelota para sus compañeros tocando en corto. De todas formas ambos equipos no generaron situaciones claras de gol y se fueron al descanso sin marcar.

La segunda etapa fue muy distinta, porque el Bohemio salió decidido a hacer historia y lo consiguió: Martínez la bajó de cabeza para Pedrozo que con una volea le rompió el arco a Acosta para poner arriba a Atlanta y desatar la euforia de los casi 2000 hinchas que se acercaron al estadio de Unión. Belgrano  sintió el golpe y comenzó a atacar con más empuje que fútbol y lo pagó muy caro ya que en un pase filtrado (mal parada la defensa Pirata) Pedrozo recibió solo y habilitó a Martínez quién amplió el resultado.

Los cordobeses intentaron llegar al descuento a través de los pelotazos al área para Quiroga, pero se encontraron con una férrea defensa que rechazó todo lo que le llegó. Si bien sobre el final, tras un corner, Lértora descontó de cabeza, no hubo tiempo para más y ahora Atlanta se medirá con River en los cuartos de final.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here