River debutará este miércoles por Copa Argentina ante Argentino de Merlo en Salta y, como cada vez que el Millonario juega en el interior, es desbordado por los hinchas. Esta vez, pudo haber sucedido una tragedia pero terminó siendo solo un susto al ceder una de las vallas de contención.

Luego de la cena, algunos jugadores del plantel accedieron a bajar al lobby del Hotel Sheraton para sacarse fotos con los fanáticos. Ante ese panorama, una de las vallas cedió, lo que provocó que varios hinchas cayeran unos sobre otros.

La mayoría de los afectados pudo reincorporarse por sus propios medios, mostrando su óptimo estado a la hora de volver a correr detrás de los jugadores. Pero igual hubo un saldo negativo: cinco simpatizantes terminaron con contusiones en el Hospital San Bernardo.