La principal duda que tiene Marcelo Gallardo para la final de Copa Argentina ante Atlético Tucumán es Enzo Pérez. El volante de River se recupera de un desgarro sufrido frente a Newells y este miércoles dio signos de que podría llegar a estar presente en Mendoza.

El volante se entrenó con normalidad en ejercicios de ataque y, aunque lo hizo con los suplentes, prendió una luz de esperanza.

El Muñeco lo aguardará hasta último momento, teniendo en cuenta la importancia que radica en el equipo, aunque se espera que mínimo tenga un lugar en el banco de suplentes.