La cancha de Instituto de Córdoba le brindó marco al retorno de la actividad en la Copa Argentina, con lo que fue victoria del Tomba ante el Globo cuando el azar de los penales le sonrió al equipo de Mendoza, en un partido donde su rival supo ser un poco más.

Godoy Cruz comenzó de buena forma un cargado semestre con antividad en tres frentes, con una victoria desde los doce pasos contra Huracán para seguir con vida en el certamen federal y ahora deberá esperar hasta el martes para conocer quien será su rival en octavos: River o Gimnasia y Esgrima de Mendoza.

Por lo pronto esta tarde en Alta Córdoba se sintió la falta de juego en ambos equipos y el resultado fue un juego con poco claridad, donde el once de Lucas Bernardi comenzó mejor pero luego los dirigidos por Juan Pablo Vojvoda supieron inclinar la balanza con intensidad y peligrosidad desde el juego aéreo.

A los 28′ Godoy Cruz se puso en ventaja tras un córner desde la derecha que no pudo ser rechazado por Lucas Merolla. Acto seguido la pelota quedó picando hasta que Joaquín Varela hizo pasar de largo a la marca y definió por debajo del paraguayo Anthony Silva.

Los de Parque Patricios no podían hacer pie hasta que el balón aéreo comenzó a ser una firme opción en ataque: primero lo tuvo Andrés Chávez por dos ocasiones hasta que el guaraní Saúl Salcedo apareció por detrás de todos para poner la igualdad cuando el primer tiempo se moría.

En el complemento el Globo siguió presionando en búsqueda del segundo gol y otra vez más pudo lograrlo por medio de Salcedo pero Andrés Mehring lo impidió bien yendo abajo. Por su parte el Tomba pudo llegar al gol si Kevin Gutiérrez hubiera definido con claridad ante una apresurada salida de Silva.

Así el partido se marchó hacia los penales y el arquero bodeguero se convirtió en héroe al tapar los remates de Lucas Gamba, Saúl Salcedo y Lorenzo Faravelli, y como Andrés Chávez lo erró y apenas Droopy Gómez acertó, solamente los tantos del Morro García y Tomás Cardona fueron suficientes para sellar la victoria.