La fría noche de San Juan fue testigo del encuentro por 8vos de final de Copa Argentina entre Racing y Atlanta. En un partido muy peleado, el Bohemio demostró que tenía ganas y prolijidad para jugar, mientras que a la Academia le faltó el último toque. En los 90’ el partido terminó 1-1 con goles de Pavone y Galeano. En penales la serie terminó 4-2 para los de Cocca.

Las situaciones de peligro del primer tiempo fueron ocasionadas por jugadas de pelota parada, para ambos equipos. Atlanta no se achicó y salió a presionar a la Academia desde el primer minuto. Los auriazules tuvieron las situaciones más claras de gol: una a los 10’ y otra a los 15’ donde Saja fue el responsable de que su arco se mantuviera invicto.

Racing manejó un poco más la pelota, pero le faltó un pase que le diera profundidad a su juego. También incomodó con las pelotas detenidas, pero sin éxito. Atlanta complicó a la Academia en el mediocampo e hizo errar a los de Cocca en los pases hacia los delanteros. A Racing no le quedó otra alternativa que jugar por los costados y de larga distancia, donde tampoco encontró claridad.

Atlanta tuvo una tercera oportunidad sobre el final de la primera parte luego de un rebote que le quedó a Mancinelli en el área chica, pero el Chino, de buenos reflejos tapó con categoría y le arrancó el festejo al Bohemio.

En el inicio del complemento Racing marcó su primer gol luego de robar una pelota en campo rival. Pavone se encargó de empujarla de primera y marcó la diferencia 1-0  a pesar de jugar con 10 por la expulsión de Acuña en la etapa final del primer tiempo. Sin embargo, el número de jugadores se igualó con la expulsión de Cortizo luego de la jugada del gol de Racing.

La historia comenzó a torcerse desde el gol de Pavone: Racing atacó con más profundidad e incomodó al arquero Aurrecochea, quien voló por los aires tapando llegadas claras del rival. Sin llegar tanto, Atlanta encontró una ayuda luego de que una mano de Cabral en el área de Racing le otorgó el penal, y mediante la buena buena ejecucipon de Galeano, el gol al Bohemio. Este tanto emparejó las cosas y el partido fue de ida y vuelta a partir de los 29’ del ST.

Ambos estuvieron cerca de la victoria y luego de varios intentos fallidos, todo anticipaba lo que finalmente pasaría: los penales. Allí fue donde Racing celebró, con una serie que terminó 4-2. Los ejecutores de la Academia fueron: Saja, Romero, Pillud, Lollo (desviado) y Pavone. Los de Atlanta: Galeano (travesaño), Silva, Quiroga, Bonfigli (tapó Saja), Palisi.

Los auriazules la pelearon hasta el final y se fueron con la frente en alto. A Racing lo espera nada menos que San Lorenzo en cuartos de final, instancia en la cual uno de los dos grandes quedará por el camino.

Pavone abrió el camino:

Galeano igualó:

Los penales que decretaron al ganador: