River ya está en Mendoza para jugar ante Almagro, por cuartos de final de Copa Argentina, y la expectativa se sitúa sobre Juan Fernando Quintero, que estará en el banco a ocho meses de su rotura de ligamentos.

“Estoy 9 puntos. Sentí cosquillitas en la panza como sentiría cualquiera que ama el fútbol. Si me citaron para este partido es porque me vieron bien”, dijo el colombiano.

Y agregó. “Yo estoy muy contento, va a ser un día especial para mí y lo estoy disfrutando. No hay ningún motivo para estar triste. Las lesiones son cosas del fútbol y, gracias a Dios, nunca me sentí solo durante la recuperación”.