River se impuso 2-0 ante Platense en el estadio de Lanús y se clasificó a los cuartos de final de Copa Argentina.

No fue un partido fácil para el Millonario, porque en el primer tiempo el Calamar presionó en mitad de cancha y fue decidido a jugar de igual a igual. Pero en el arranque sufrió la baja de Curuchet por una grave lesión (fractura de peroné derecho) y allí se quedó sin chispa. Llegó sin profundidad ante un River que se sintió incómodo en los 45 iniciales.

En el complemento cambió todo. El ingreso de Fernández le dio otro vuelo al equipo y, por jerarquía, terminó sacando ventaja con dos penales. El primero a los 19 transformado en gol por Pratto, mientras que a los 37 fue Scocco quien sometió a De Olivera para el 2-0 final.

A paso firme, el conjunto de Gallardo sigue vivo en el certamen federal, donde defiende el bicampeonato y en cuartos espera por el ganador de Sarmiento de Resistencia y Rafaela.