River está en otra final. Algo desde que Marcelo Gallardo es el entrenador se convirtió en una marca registrada. Esta vez, derrotó 2-0 a Estudiantes BA y definirá la Copa Argentina ante Central Córdoba.

No fue el mejor partido del Millonario, es cierto. De hecho, en casi todo el partido se lo vio incómodo, tratando de sacarse de encima el juego trabado y friccionado que le propuso el Pincha. Pero en la última jugada del primer tiempo, Pinola le dio paz y tranquilidad al equipo con su gol.

Ya en el complemento, los de Caseros debieron encarar con otra actitud, aunque en River no hubo modificación en el desarrollo del encuentro, que recién pudo definir en el cierre gracias a Palacios, que remató sin resistencia en el arco.