Central y Ferro se cruzaron por octavos de final de la Copa Argentina en el Tomás Antonio Ducó. Los de Coudet lo fueron a buscar; Ferro esperó al Canalla y no lo dejó convertir. El partido terminó sin goles en los 90 minutos. Los penales decidieron la suerte de ambos, y allí Central se impuso por 5-3, siendo figura el Melli García, quien tapó el remate de Salmerón.

Central comenzó los primeros minutos con la tenencia de la pelota en su última línea y apostó a los pases largos hacia los delanteros. Coll, en Ferro, hizo los primeros pasos en campo rival intentando desbordar por izquierda, pero en cada ocasión antes de tirar el centro, fue interceptado por algún defensor auriazul.

La primera llegada la tuvieron los rosarinos. Luego de un tiro de esquina, Donatti  cabeceó desde el punto de penal, primero el arquero y luego el travesaño le dijeron que no. En la misma jugada la pelota llegó a Niell, pero Limousin lo negó nuevamente y sólo por casualidad el partido siguió su curso sin goles.

La llegada inicial de Ferro fue a los 21’, cuando el Pupi Salmerón tuvo el balón en el área grande, giró y remató pero el arquero canalla Manuel García le bajó la persiana a esa jugada. Rosario Central tuvo el control de la pelota, y Ferro intentó ir a cortarlo con tres delanteros en la última línea canalla, esperando que la defensa cometiera algún error y salir jugando rápidamente. No lo logró y el primer tiempo terminó sin goles.

La segunda parte comenzó con otro ritmo, más acelerado que el primero y con un Central dispuesto a ir por el gol. Ferro lo esperó con mucha gente en su campo, intentando cortarle las jugadas al cuadro rosarino. Los de Caballito apostaron al contragolpe, un arma que sirvió: llegó algunas veces con la aceleración de Vizcarra y Coll, pero en ninguna ocasión el verdolaga fue lo suficientemente peligroso para vulnerar la valla de Central, custodiada por un hombre al que sólo le marcaron un gol en Copa Argentina, y ninguno en el campeonato.

A los 34’ un remate de larga distancia de Salmerón fue la llegada más clara de Ferro en la segunda parte, y luego Coll, tras una contra, le pegó muy mal en el área grande de García. Hasta el final del partido el Canalla atacó por todos los costados pero sin claridad y no encontró los espacios; Ferro se los cerró metiendo a los 11 en su propia área.

Sin goles terminaron los 90 minutos. Central atacó y Ferro se plantó para que los de Coudet no pudiesen encontrar manera de patear al arco. Los ejecutores de los penales en Central fueron: Donatti, Pinola, Villagra, Nery, Ruben. Los de Ferro fueron Salmerón (tapó García), Frontini, Basán, Achucarro. La serie terminó 5-3 y Central deberá enfrentar en cuartos al ganador de Estudiantes-Quilmes.

Los penales: