Brasil debutó en la Copa América con una goleada 3-0 ante Bolivia, en un contexto de partido que se abrió en el segundo tiempo, tras unos 45′ iniciales donde el equipo se retiró silbado. Acerca de este tema, habló Dani Alves, que mencionó cómo se sintieron jugando en el Morumbí.

“En el Morumbí no tenemos la sensación de jugar en casa. No sé si es el precio de las entradas o qué es. Cuando jugamos en el Arena hay otra energía. Aquí se nota la rivalidad entre los clubes, la gente no los separa de la Selección. No soy hipócrita, esto marca diferencias porque no tenemos la sensación de jugar en casa, de estar representando a nuestro país”, detalló.

El próximo partido del seleccionado de Tite será el martes a las 21.30 ante Venezuela en el Arena Fonte Nova.