Histórico e impresionante triunfo del Granate de Villa Ramallo en los 32avos de Copa Argentina por 1-0 ante un Gimnasia desordenado. Pablo Saucedo marcó un golazo para que el equipo del elefante avance y anote al Pirata cordobés en su fixture.

La Copa Argentina daba otra oportunidad a un equipo del Federal A de medirse ante un histórico club de Primera División. En cancha de Banfield, El Lobo chocaba ante Defensores de Belgrano de Villa Ramallo, que disputaba su tercera participación y que, en su categoría mantenía las chances de lograr el tan ansiado ascenso a la B Nacional.

Para el Tripero, la obligación de cumplir para volver a tener un papel protagónico en el certámen. Para el Granate, la ilusión de poder hacer historia grande y tachar a un rival importante.

El campo de juego del Florencio Sola presentaba algunos sectores perjudicados por el clima pre-invernal, pero aún así era aceptable dentro del contexto de nuestro fútbol.

El comienzo del partido fue parejo, aunque Gimnasia parecía mantener la posesión. Una de las armas de la escuadra platense fueron las jugadas de pelota parada.

La superioridad del Lobo se topó en el primer tiempo con el orden táctico de los hombres de Héctor Storti, que ensayaron una línea de tres que se transformaba en cinco hombres en el fondo cuando el Tripero manejaba la pelota.

A los 25 minutos Gimnasia pudo, por fin, desequilibrar el fondo de Defensores con una jugada de Nelson Ibáñez que definió picándola por sobre la salida de Dobboletta, pero su tiro se iba cerca del palo más lejano.

La disciplina en defensa que mantuvo el conjunto de Villa Ramallo fue la que le faltó a Gimnasia en ataque para poder concretar más jugadas de gol claras.

Para el complemento el Tripero presentaba dos cambios: Guanini por Mauricio Romero, lesionado en uno de sus gemelos y Franco Niell por Eric Ramírez.

En el inicio de la segunda parte Brahian Aleman desarmó a la defensa del Granate e Imperiale sacó un fuerte remate que se estrelló con el palo. Se salvaba el equipo del Federal.

En la jugada siguiente, Defensores se iba a quedar con uno menos tras la expulsión a Fernando Ponce. Ahora Gimnasia contaba también con la superioridad numérica.

La obligación sin ideas del Lobo dejaba algunos huecos en el fondo y los hombres de Ramallo se animaban a pesar del 10 vs 11.

La polémica llegó a los 25 de la segunda parte cuando Franco Niell se fue solo hacia el gol, convirtió pero el asistente le cobró un inexistente offside que desató la bronca del delantero.

A los 34 del complemento llegó un tiro largo desde el arquero para sus delanteros, la pelota terminó picando cerca de Pablo Saucedo que no dudó, le pegó un zapatazo increíble a la redonda, el destino fue el ángulo superior derecho del arco de Alexis Martín Arias, que voló para quedar en el póster histórico de toda la gente de Villa Ramallo. Golazo.

Mirá el increíble gol de Saucedo:

Pudo ser mayor la ventaja del equipo de Ramallo, que no se dio por vencido nunca, ni estando con uno menos y se llevó algo más que un triunfo histórico, sino también el pase para jugar ante Belgrano de Córdoba en los 16 avos.