Una final increíble dejó pasar River para consagrarse bicampeón de América. En los últimos tres minutos del partido en Lima, Flamengo ganó 2-1 y se convirtió en rey del continente.

Borré puso en ventaja a River a los 15 de juego y controló las acciones en la mayor parte del encuentro ante un rival que intentó pero que caía rendido frente a la experiencia del Millonario.

Sin embargo, una ráfaga de goles de Gabriel Barbosa (a los 88 y 92 minutos) le terminó dando la Copa al Mengao por segunda vez en su historia y dejó a River con una bronca inigualable.