Boca ya tuvo su primer entrenamiento en el predio de Las Rozas, pero a pesar de que no fue en La Boca, se sintió como en casa. Es que la Federación Española de Fútbol decoró el vestuario con fotografías del equipo.

De esta manera, todo quedó como si estuvieran en Casa Amarilla y no a más de 10 mil kilómetros.