La final de Copa Libertadores más larga del mundo todavía no termina. River ganó 3 a 1 en Madrid el partido más importante de la historia ante Boca y se consagró campeón del torneo continental. Sin embargo, el Xeneize no detiene su reclamo por los incidentes ocurridos el sábado 24 de noviembre en el Monumental, y exige que le otorguen el título.

Según cuentan los colegas de Doble Amarilla, a mediados de enero la dirigencia encabezada por el presidente Daniel Angelici redobló sus intenciones ante el TAS (Tribunal Arbitral Superior) y presentó nuevos escritos que respaldan su reclamo.

Si bien el Tribunal de Disciplina de Conmebol había desestimado el primer pedido de Boca, dictaminando que se jugaría la final de vuelta en el estadio Santiago Bernabéu, y luego también lo hiciera el mismo TAS en un sanción exprés para dejar que haya un encuentro deportivo entre ambos, el reclamo de los puntos siguió como cuestión de fondo y en curso hacia una resolución ulterior.

En la nueva presentación de la dirigencia del club de la Ribera, comandada por el bufete de abogados Pintó Ruiz y Del Valle, no solo se pide que el título de River quede sin efecto, sino que también hay una enfática protesta a Conmebol por haber permitido que se juegue en Madrid.

Por su parte, el ente Sudamericano sabe que todo se dirige hacia un largo camino, de muchos costos tanto políticos como económicos para todos los involucrados.

Fuente: Doble Amarilla (PABLO JIMÉNEZ Y FERNANDO CZYZ)