Boca va a soñar con esta noche por mucho tiempo. No por lo gloriosa, que de eso sabe y mucho, sino por los padecimientos que se lleva en una jornada lluviosa que quedará en el recuerdo de Independiente Del Valle, que le propinó una auténtica cachetada al Xeneize y lo derrotó 3-2 en la mismísima Bombonera. El conjunto de Pablo Repetto hizo historia y se clasificó a la final de la Copa Libertadores

Pocos hacían presagiar este desenlace cuando a los tres minutos Pavón, que no había estado en la ida, aprovechó un quedo en la defensa visitante y mandó a la red un centro de Fabra. Temprano Boca conseguía el gol que debía darle tranquilidad necesaria para encarar de otra manera la continuidad del partido. Pero sucedió todo lo contrario. Independiente, aun en desventaja, comenzó a acercarse cada vez con más peligro hacia Orión y a los 25 minutos Caicedo igualó el partido tras un tiro de esquina para asombro de los 50 mil hinchas que colmaron el estadio. El entretiempo encontró a un Boca herido pero atacando y a un Independiente replegado y jugando decididamente de contraataque.

El complemento fue un cumulo de desaciertos en la última línea que le costaron el partido de Boca. Cierto que hay mucho mérito en el gol de Cabezas, por que en tan solo tres toques llegó al 2-1 pero en tan solo 120 segundos, el equipo del Mellizo se cavó un pozo del cual nunca pudo salir. Un error garrafal de Orión (dio un pase corto y le dejó servida la pelota a José Angulo) terminó por sepultar las ilusiones de un equipo que salió a jugar el ST con una liviandad llamativa para una semifinal. 3-1 abajo, fue por inercia que el Xeneize merodeó el arco de Azcona (otra vez brillante cuando lo llamaron, como ante River). Y ni el tiro del final le jugó a favor, con el penal que Lodeiro pateó a las manos del arquero, toda una síntesis de lo que fueron los últimos 45 minutos. El descuento, nuevamente a través de Pavón, pareció más un premio individual que otra cosa. Ya no había tiempo para lamentos.

Boca se va de la Copa Libertadores con todo el dolor a cuestas de una serie que parecía tener a su favor, pero finalmente es Independiente Del Valle, tercer equipo de Ecuador que llega a una final de América (tras Barcelona y Liga de Quito) quien desde el próximo miércoles dirimirá ante Atlético Nacional quien se pondrá la corona al mejor equipo.

Los goles del histórico triunfo de Independiente del Valle en La Bombonera 

https://www.youtube.com/watch?v=eqQeo9r445g