Boca intentará reducir la sanción del uruguayo Nahitán Nández para que no se pierda los primeros partidos del Xeneize en la Copa Libertadores.

Nández fue suspendido por CONMEBOL en tres encuentros por participar en la pasada edición de una gresca que se originó entre varios jugadores en el partido Palmeiras-Peñarol.

En todo caso, la gestión debe realizarla el club uruguayo. “La iniciativa corresponde siempre a los clubes que son los que están legimitados en representación de los jugadores”, dijo Gastón Tealdi, abogado del Carbonero.

En caso de que prospere el pedido de Peñarol, al volante se le podría rebajar a dos juegos de parate. Hay un precedente que puede ser positivo y es que Felipe Melo, involucrado en la acción, recibió originalmente seis juegos de multa y la misma se le achicó luego a tres.