En la noche de este lunes, la delegación de Boca arribó a Quito, donde aguardará el partido de ida de los cuartos de final de Copa Libertadores ante la Liga, este miércoles a las 19.15.

El Xeneize tendrá desde ahora la dura misión de aclimatarse a los 2.850 metros sobre el nivel del mar de Quito por decisión del entrenador Gustavo Alfaro, quien prefirió no pasar por Guayaquil e ir a la ciudad del encuentro unas horas antes.

El once titular aun no está confirmado, pero se presume que Abila y Zárate conformarán la dupla de ataque y que en el mediocampo estarán Capaldo y Marcone, dejando a De Rossi en el banco.