A cinco días para la final de la Copa Libertadores, River recibió una buena noticia y es que Enzo Pérez entrenó a la par del plantel.

El mediocampista había sufrido una lesión en su hombro izquierdo sobre el cierre del partido frente a Estudiantes BA, pero hoy respondió ante la intensidad física del entrenamiento y participó activamente de los trabajos con pelota que realizó el equipo.

Pieza clave en el funcionamiento de River y, en la previa de la gran final, su recuperación es la mejor noticia que podía recibir Gallardo. Ahora la idea será seguir de cerca su evolución para que llegue bien físicamente al sábado 23 y pueda volver a ser titular ante Flamengo.