Tras la reunión que el Consejo mantuvo este jueves de manera virtual, Conmebol ratificó que la Copa Libertadores se pondrá en marcha el 15 de septiembre como estaba previsto. Además, anunció una serie de cambios reglamentarios y dio a conocer un mecanismo que permita a los clubes viajar al exterior para jugar sus partidos y evitar el aislamiento obligatorio de 14 días al cruzar una frontera.

¿Como funciona la “Cápsula Sanitaria”? Para cumplir con esto, los equipos deberán realizarse el testeo antes de volver a los entrenamientos, otro una semana previa al encuentro y un último control tres días antes de jugar. Luego, el plantel deberá viajar en un avión o colectivo privado y alojarse en un hotel sin tener contacto con el personal. Y tras el partido, retornarán al país de la misma forma.

De esta manera, Conmebol pretende que los planteles puedan viajar de país a país, sin la necesidad de que los jugadores e integrantes del cuerpo técnico tengan que cumplir con los 14 días de aislamiento obligatorio -para toda persona que ingresa al país-, lo cual permitiría llevar a cabo la competencia.

Además, buscarán evitar que los clubes realicen prácticas durante la concentración. “Preferimos que no entrenen, eso sería fundamental. Entendemos que cada partido es diferente, hay viajes más largos y más cortos, por eso estamos trabajando con cada uno en particular”, explicó Gonzalo Belloso, el secretario general adjunto de Conmebol.

Sin embargo, para poder realizar esto, las distintas federaciones deberá pedirle una autorización especial a cada gobierno. En el caso de Argentina, el presidente de AFA, Claudio Tapia, tendrá que hacer las gestiones necesarias para que el Gobierno Nacional le de el visto bueno en esta práctica