En un partido muy disputado, el equipo paraguayo logró imponerse 0-1 frente a Gremio de Porto Alegre en la segunda jornada de la Copa Libertadores, en el primer encuentro en el banco de José Chamot. Justo antes de culminar la primera mitad, el delantero Bareiro puso por delante a su equipo minutos después de que el último semifinalista protestara un penal no sancionado.

Tras su aventura como entrenador interino en Rosario Central, el estratega nacional empató ante Sportivo Luqueño por el torneo local, y se enfrentará a Deportivo Santaní el próximo sábado.

Con esta victoria, Libertad se posicionó como líder del grupo, y si Central le gana a la Universidad Católica mañana, Gremio quedará como único escolta del grupo.