El reclamo general que enfrenta el gobierno de Chile derivó en que la edición 2019 del máximo certamen de Conmebol se decida en Lima, Perú, entre River y Flamengo el próximo 23 de noviembre. Ante ello se decidió que se devolverá el dinero a los hinchas que ya habían comprado sus entradas.

No obstante, la Conmebol decidió mantener la prioridad para aquellos que mantengan la intención de presenciar el partido más allá del cambio de sede. “Se les remitirá un nuevo código que les otorgará derecho de preferencia de compra por el plazo de 72 horas”, expresó la entidad.

 

El comunicado de la Conmebol y los detalles:

Ante el cambio de la sede de la final única a la ciudad de Lima y considerando que los hinchas de ambos equipos puedan revisar o sostener su decisión de viajar, CONMEBOL establece las siguientes modalidades:

A) CONMEBOL procederá a devolver el 100% del precio de las entradas a los hinchas que ya las hayan adquirido, a través del mismo medio por el cual realizó la compra.

B) A dichos hinchas, se les remitirá un nuevo código que les otorgará derecho de preferencia de compra por el plazo de 72 horas. Transcurrido dicho plazo, el código quedará inválidado, y las entradas se pondrán a la venta para el público en general.