A poco más de un año y un mes de la final de Copa Libertadores entre River y Boca, cuyo partido de vuelta se jugó en el Estadio Santiago Bernabeu de Madrid debido a los disturbios producidos en el Monumental, este martes el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS por sus siglas en inglés) decidió mantener el resultado deportivo: 3-1 en favor del equipo del Millonario, que fue ratificado como campeón. Además confirmó la sanción de dos partidos a puertas cerradas.

De esta forma, luego de una larga espera, finalmente se conoció el fallo del TAS que ratificó a River como el campeón de la Copa Libertadores 2019. Sin embargo, el equipo de Marcelo Gallardo deberá cumplir con la sanción de dos partidos a puertas cerradas como local en la actual edición de la Copa, por lo que jugará sin público contra Binacional de Perú, el 11 de marzo, y vs. San Pablo, el 22 de abril.

Por suerte para el club de Núñez, no recibió sanciones económicas, más allá de los costos para cubrir el procedimiento arbitral, a pagar en partes iguales entre los clubes en litigio y la Conmebol.