Boca enfrentará el próximo miércoles a Liga de Quito en Ecuador por los cuartos de final de la Copa Libertadores y para poder contrarrestar los 2.850 metros de altura sobre el nivel del mar, desde el Xeneize ya idearon un plan luego de haber consultado con especialistas.

En este caso en Boca se decidió viajar directamente a Quito sin pasar antes por Guayaquil, que tiene menos altura, como se hace habitualmente. De esta forma, el plantel xeneize irá dos días antes del partido para adaptarse a los efectos que genera llegar a esas altitudes.

Esta desición fue tomada luego de que desde el cuerpo médico de Boca se contactaron con médicos y fisiólogos de diferentes equipos que jugaron en la altura.