A partir de este año, la final de la Copa Libertadores será a único partido, en este caso en Santiago de Chile, y este lunes se confirmó el horario: sábado 23 de noviembre a las 17.30.

Según informó Conmebol, se tomó tal resolución “con el objetivo de generar un mayor alcance del partido en los cinco continentes y una audiencia potencial de 1.500 millones de espectadores a través de su retransmisión en más de 100 países”.