El fútbol tiene estas cuestiones. La carrera de un jugador está signada por hechos positivos y otros no tanto. José Luis Gómez afronta, en este momento, lo segundo. El lateral de Lanús quedó en la foto como el que causó, con su error involuntario, el primer gol de Gremio en el Sur. Luego del partido, en un vestuario donde apenas Sand y el capitán Velázquez hablaron, el defensor Granate fue muy autocrítico sobre lo que hizo en la cancha.

“Le quiero pedir disculpas a la gente de Lanús. Estoy triste y con bronca”, dijo. Y agregó. “Son jugadas rápidas, pasan, me equivoqué y lo pagamos caro”, remarcó en Sportia.

Inmediatamente, quizá preso de su congoja, lanzó una frase que el tiempo dirá si fue producto de la calentura. “Se me pasa dejar el fútbol, retirarme. Lo decidí apenas terminó el partido. Son equivocaciones que no tenemos que cometer, lo voy a pensar bien”, manifestó.