El empate con sabor a victoria no le permitió a Boca que el festejo no fuera total. En el epílogo del encuentro, Paolo Goltz tuvo que ser retirado del campo de juego. El parte médico indica que se hará estudios por una molestia en el isquiotibial derecho.

Desde el cuerpo técnico saben que perderán al jugador, al menos, por 15 días. De esta forma, estará ausente en los partidos ante Independiente, Newells y Palmeiras. Recién podrá aparecer ante Gimnasia y Esgrima de La Plata el 29 de abril.